¿Por qué el Golden Boy no se anima a ser un Cool Kid?

Título alternativo 1: ¿Por qué Redrado no se la juega y devalúa como nuestros vecinos latinoamericanos?
Título alternativo 2: ¿Por qué el BCRA no se deja de dar vueltas y lleva al dólar a $ 4,40 de un saque?


Una respuesta tentativa es que la demanda de dinero es una gelatina y que una devaluación demasiado violenta del peso podría generar un pánico tan grande que nos meta en un quilombo todavía mayor. Es decir, las políticas del Gobierno son tan poco creíbles, que lo único cierto para los argentinos es que ellos tienen/ganan/cobran/ahorran XX dólares.

¿Qué quiero decir con “la demanda de dinero es una gelatina”?
La idea es que, bajo el esquema de tipo de cambio real alto, la gente tiene expectativas de apreciación real (es decir, o que baje el dólar o que tengamos inflación), por lo que la demanda de dinero crece: ya no sólo deseo tener pesos para hacer mis transacciones, además me conviene ahorrar en pesos y ponerlos en el banco, porque probablemente de esta forma mañana tendré más poder de compra.
Como además teníamos un festín de precios internacionales, el BCRA estaba en el mejor de los mundos: entraban muchos dólares del superávit comercial, pero la gente no ahorraba en dólares, así que el BCRA los compraba y emitía pesos en una economía que los demandaba. Los pesos que sobraban, los reabsorbía el BCRA emitiendo Lebacs /Nobacs. (Corrijo: el mejor de los mundos hubiese sido que el Tesoro lidere la compra de dólares y que el BCRA jugase con el excedente para regular la oferta de dinero, pero hay que admitir que los problemas de exceso de divisas son siempre más agradables que los de escasez, ¿no?)
Bueno, entonces el BCRA aumentaba la base monetaria (billetes en la calle + billetes encajados de los bancos) a fuerza de emitir contra los dólares que entraban. Pero a finales de 2007 y especialmente en 2008 la cosa cambió. La gente no quiso más pesos. ¿Fue la crisis internacional? ¿Fue la crisis del campo? ¿Fue que la gran inflación a partir de 2007 se comió las expectativas de futura apreciación real? La cuestión es que la gente empezó a querer dólares.
La feroz fuga de capitales de 2008 obligó al BCRA a vender dólares para que no salte el tipo de cambio (es decir, tuvo que comprar pesos) así que se le complicó el mecanismo para inyectar pesos (no sólo se complicó, empezó a jugar en el sentido contrario). Entonces el BCRA tuvo que desarmar una parte de la pila de títulos que le había enchufado a los bancos para meter algo de liquidez.


Pero el gran problema es que la gente no quiere pesos. No al menos con las tasas de interés y el tipo de cambio vigentes. Tanto depósitos transaccionales (ctacte + caja ahorro) como depósitos a plazo crecen hoy en día a tasas muy bajas. Con una inflación cerca del 20% podemos hablar de un fuerte derrumbe de la demanda de dinero. Les pego el gráfico de los agregados monetarios:

Para los no economistas:
M1: billetes en la calle + ctas ctes
M2: M1 + cajas de ahorro
M3: M2 + depósitos a plazo


¿Cuál es el problema de devaluar fuerte con una demanda de dinero así?
El gran peligro es que la gente entre en pánico, porque sospeche que un dólar a 4,40 es el preludio de otro a 5 y este nos llevará a otro de 6 y así… Es decir, la gente puede generarse la expectativa de que una suba de 3,60 a 4,40 no es un cambio de una vez y para siempre.
Entonces esa gente asustada puede ir corriendo al banco a buscar su plata, para comprar verdes antes de que sigan subiendo. Los bancos tratarán de retener a la gente subiendo las tasas de interés (para que le cubra al público su expectativa de devaluación del peso). Y en el medio los agregados monetarios van a caer. Y así terminamos en un escenario horrible en el que la cosa ajusta con un overshooting del tipo de cambio y la tasa de interés (una locura tipo dólar a más de $ 6 y tasa de interés pasiva arriba de 35%), una importante desmonetización de la economía y una profundización severa, del por sí muy fuerte, bajón de la actividad económica.

Creo que éste es uno de los motivos por los cuales el Golden Boy Redrado no puede pretender alcanzar rápidamente a los Cool Kids (Colombia, Perú, Brasil). Creo que hay otras razones, como la posibilidad de que el pass through a precios sea bastante importante y al final no logremos ningún efecto real (aunque esta posibilidad se va reduciendo en la medida que se profundiza la crisis en el nivel de actividad), pero creo que la sensibilidad de la demanda de pesos debe ser hoy la primera preocupación de las autoridades del BCRA.


La verdad que la tarea del BCRA no es para nada sencilla. Tienen un Tesoro que se gastó todo en la época de vacas gordas y ahora, que no tiene suficientes ingresos, va por los stocks (llámese fondos de las AFJP, fondo de las ART, cosecha retenida por el agro, o las propias reservas del BCRA); bancos que cortan el crédito para juntar liquidez y prepararse para lo peor; y el público, que ya está avisado, algunos meses compra muchísimos dólares y otros no tanto, mientras los depósitos están estancados (este verano lo pasamos tranqui, hay que ver cómo sigue). Y sobre llovido, mojado, una crisis internacional que te tira los términos del intercambio por el piso mientras todos tus vecinos deprecian sus monedas contra el dólar.

En síntesis, el BCRA tiene que tener muchísimo cuidado al permitir la depreciación de la moneda, porque un paso en falso puede ser la señal de largada para la Carrera Nominal. No es fácil corregir el valor del dólar cuando es la única ancla nominal que le queda a la economía. Una prueba clara es la intensificación de la salida de capitales y caída en depósitos de los últimos días, mientras el dólar dio un nuevo saltito.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Se acorta la mecha, Cook (ya lo has dicho;en otros tèrminos,por supuesto.Eso te valiò el mote de ?Lilista? que te tirò Rollo).Te lo digo otra vez: gracias por salvaguardarmis (escasos) ahorros. Salu2

Cookie Monster dijo...

Se acorta la mecha... y el gobierno hace desastres para comprar un poco de tiempo más.

Yo creo que lo único que nos puede salvar las papas a esta altura es que en EEUU y Europa se frene la caída de la actividad y la inflación les suba a niveles de los 70s. Tengo que hacer un post con ese escenario, sería un lindo milagro salvador.

Anónimo dijo...

Cuando te referis al (golden boy Redrado) estas refiriendote a Hernan Perez, que se hace llamar Martin Redrado

Cookie Monster dijo...

jaja, así es anónimo, me refiero a Hernán Martín Perez Redrado

aka Martín Redrado

Ale dijo...

Muy buen post Cookie, yo trate el tema de la devaluacion en http://equilibrioestacionario.blogspot.com/2009/03/posibles-consecuencias-de-una.html, creo que se pueden complementar muy bien.

Saludos

elpiziano dijo...

SOCORRRRROOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!