Desandando la carrera nominal

El domingo que viene tenemos elecciones y se termina un ciclo. Las tres presidencias Kirchner dejan un país que otra vez se encuentra acorralado por sus propias contradicciones: inflación alta, atraso cambiario, alto déficit fiscal [a pesar de la muy elevada presión tributaria], déficit de cuenta corriente [con balanza comercial energética negativa],  estancamiento económico, alta pobreza [con mucha gente en situación vulnerable y dependiente de las transferencias del estado]. Lo de siempre. La gente ya se aburrió de escucharlo. El esquema mental colectivo racionalizó el status quo y ya hace tiempo que The Nominal Rat Race es The New Normal. “OK, hace un montón que estamos estancados y la inflación es muy alta, pero nos la rebuscamos. No queremos volver a la crisis del 2001. No queremos un ajuste, porque ahí tal vez ya no podamos rebuscarnosla. No hagamos olas, que por ahí nos tapa el agua otra vez.”

El planteo “status quo vs ajuste/crisis” le gana fácil a “podríamos estar mucho mejor”. El contrafáctico es muy poco palpable, mientras que todo el mundo tiene bien en claro qué es la crisis y quien es el maldito que ajusta. Pero como acá no me interesa venderle nada a nadie, veamos cómo nos fue en las dos presidencias de Cristina Fernández. Primero, respiremos hondo y pensemos cuanta gente tuvo esta oportunidad: DOS PRESIDENCIAS. Cierren los ojos y miren todos los presidentes que tuvimos en 200 años, hubo mucho cachivache, pero también hubo gente extraordinaria. Se imaginan dos presidencias completas de alguno de los muy buenos? Y si de bonus vienen los mejores precios de commodities y las tasas de interés más bajas de la historia? Se me pone la piel de gallina.

Por esto me parece que tenemos derecho a aceptar que 2001 pasó hace mucho y el crecimiento que  vino después también. También me parece que, como mínimo, tenemos derecho a evaluar las dos presidencias de Cristina Fernández con respecto a la “Línea Tuvalú”:


No te digo que estemos en el pelotón de ganadores de América Latina, que mientras la señora Fernández fue presidente crecieron 45-50%, pero al menos estar en mitad de tabla, tipo Chile o Colombia, con un 30-35%. Uno mira la evolución de la economía argentina y no está seguro si estamos igual o peor que la Línea Tuvalú [porque el tongo del INDEC nos obliga a dar un rango]. Lo que está clarísimo es que durante el mandato de Cristina Fernández no logramos crecer ni un poquito más que nuestros amigos tuvaluanos, que son 15 en una isla, pero le ponen toda la garra.



Los que defienden el argumento “status quo vs ajuste/crisis” me dirán rápidamente “A Brasil y a México también les fue mal. Además, con Cristina evitamos caer en el abismo como Venezuela”. La idea siempre es la misma: conformémonos con la mediocridad, porque una catástrofe sería mucho peor.

Entonces viene la pregunta obvia: ¿Esta mediocridad nos permite evitar el ajuste/crisis? ¿Hacia dónde nos ha llevado la carrera nominal?

Todo argentino informado sabe que hay que cambiar porque si seguimos así en algún punto se nos derrumba el piso. Los equipos económicos de los candidatos recontra juran que todavía sirve [como el proverbial lechoncito de Homero], que todavía estamos a tiempo de reencauzar a la economía tomando medidas razonables y acudiendo al endeudamiento externo para converger gradualmente a un sendero sostenible de crecimiento y desarrollo. Los números se ven bastante más ásperos [y eso que este gobierno siempre tuvo empeño a darle al pincel].

Por lo pronto, el gobierno de Cristina se va dándole rosca a todo: otra vez los agregados monetarios vuelan al 35-40% anual, el déficit fiscal cierra el año arriba del 7% del PBI y volvió a pleno el endeudamiento del estado [por arriba y por abajo de la mesa].



A mí me llama especialmente la atención la apertura de gambas con los chinos: el gobierno firmó un montón de acuerdos secretos, nos endeudó en términos muy opacos y les entregó territorio para que pongan una base en Neuquén, que no sabemos si es para mirar a las estrellas o para tirar cohetes a este lado del mundo. Me hace acordar a Menem cuando rifó YPF para terminar su mandato con suficientes recursos fiscales. Entregarle territorio a los chinos para una base con posibles usos militares es peor que lo del Turco, pero si uno ajusta por la degradación de los estándares morales, por ahí anda.

Sin lugar a dudas, el lugar donde más se nota esta política de llegar como sea y dejarle un tomuer al que venga es en el BCRA. Cuando Cristina Fernández se retire de la presidencia solo van a quedar papelitos en el BCRA. Obviamente no descubro nada nuevo, es un proceso que viene de hace mucho [digamos que hace mas o menos dos presidencias que el balance del BCRA va camino a la Fully Fledged Flanification]. Cristina Fernández asumió con 46 mil palos verdes en las reservas, que representaban 66% del activo del BCRA. Hoy las reservas están 16 mil palos: el activo del BCRA apenas tiene 11% de moneda dura para defender la estabilidad financiera nacional. Buscá “estamos en el horno” en el diccionario de la RAE y vas a encontrarte con una foto de Vanoli sonriendo con los dos pulgares para arriba. Desde el gobierno dicen que las reservas son 27 mil palos, cortesía del swap con el banco central chino por 11 mukenios. Sería como una reedición moderna del Pasamanos de Belcebú:


Esta vez, con el PBOC en el rol del demonio y con los verdes yendo a parar al “dólar turista”. Varios dicen que las reservas son todavía menores, porque se contabilizan dólares ajenos al BCRA, como los encajes de los bancos o los depósitos a cuenta de los tenedores de bonos reestructurados [supongo que en algún momento van a pretender hacerse de esos 2 mil palos]. Yo los cuento como parte de las reservas porque están al alcance del manotazo oficial. De última les darán otro bono. De cualquier forma, estamos con un nivel violentamente bajo de reservas.


Entonces, porqué estamos ante el cierre de la carrera nominal?

Porque parecería que gane quien gane la presidencia, ya no vamos a estar gobernados por alguien que niega la realidad, patea el despelote para adelante y la chamuya que es la reencarnación del Che Guevara [ni que fuera tan bueno tampoco]. Los desequilibrios de la economía argentina se fogonearon activamente desde los Gobiernos de Kirchner y Fernández. Argentina no estaba destinada a llegar a esta encerrona, fue una [pésima] serie de decisiones de política económica. Pero quien asuma en diciembre no tiene margen para beneficiarse de la profundización de los desequilibrios, por lo que podemos esperar que haya, por lo menos, un cambio de intenciones por parte del nuevo gobierno.

Con este banco central hecho flan, con el tesoro con un déficit de 7% del PBI, con la inflación que sigue arriba del 25% anual y la economía trancada hace años, el nuevo gobierno tiene que hacer algo con el tipo de cambio. En este blog he colgado muchas veces el gráfico del tipo de cambio real multilateral de la última década. Hoy estamos en una situación tan extrema que hay que remontarnos varias décadas al pasado para encontrar un TCRM tan caro como el actual.


Las únicas tres veces que el tipo de cambio oficial estuvo tan caro en relación a nuestros socios comerciales la cosa terminó mal: Rodrigazo, Colapso de la Tablita de Martínez de Hoz y de la Convertibilidad. Me llama mucho la atención la similitud de este proceso con la previa del Rodrigazo: en 2013 comentaba que todavía estábamos lejos llegar a ese extremo. Hoy en cambio me sorprenden las similitudes. Tanto el tipo de cambio oficial como el blue siguen un sendero similar al de principios de los 70s. Cuando el mercado se desdobla, el blue da un salto y se mantiene volátil en un nivel alto, después vuelve casi al mismo punto del cual arrancó para finalmente dar un mega salto con la crisis [por ahora de zafamos de lo último]. Sin palabras.


No estamos condenados a repetir el pasado. La situación va a ajustar por las buenas o por las malas. Jugada maestra o crisis/ajuste. Espero que el nuevo gobierno tenga la capacidad para comenzar a desandar el camino de la carrera nominal. Lo mejor para nuestro país este domingo!!!

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay un elemento que te faltó para el análisis de nuestro futuro. Debes haber tenido la suerte de no escuchar nada de lo que dijo Zanini anoche.

Los paises que están por encima de Tuvalu no tienen dignida pibe. nosotros vamos por Venezuela.

Y de eso no hay historia.


Blas

Agustin Malatesta dijo...

En qué momento uno reconoce que falló diciendo "la crisis en inminente"? 1, 2 5 años? En tu caso, van 7 años y contando.
Está claro que, estadísticamente hablando, si uno sostiene ese argumento lo suficiente en algún momento le va a pegar, y ahí viene el famoso "vieron, les dije". Pero habría que tener un poco de autocrítica, como para reflexionar qué cosas uno creía a priori para decir desde 2008 a hoy más o menos lo mismo y no reveer ni un poquito el argumento, a pesar de que una y otra vez las cosas no se dieron como venís diciendo.
Saludos.

Cookie Monster dijo...

Blas, no lo escuché a Zanini. No hay necesidad de engranarse con la sarasa del chuki que le pusieron a Scioli…

Agustin, este blog es “The Nominal Rat Race”: en los ultimos 8 años tuvimos una inflación del 500% (25% annual) y crecimos menos que Tuvalú

Slds!!!

Federico dijo...

Volviste!
Es curioso como la historia se repite en varios sentidos. Como decis me recuerda el 2001, que todo fue culpa de la alianza e incluso despues menem gano otra eleccion. Increiblemente es un escenario que no se puede descontar del todo. Como ejemplo tenemos una opinion aca mismo, que todavia no se dio cuenta que la crisis esta instalada hace tiempo. Todo esto dentro de los mejores terminos de intercambio en 200 años?? Un simple detalle.
Si reconozco que yo esperaba una explosion hace tiempo, años de hecho. Supongo que tiene que ver con que es un gobierno peronista. Entre ellos se suelen matar puertas adentro, aunque siempre se puede volver al "autentico peronismo". Un comentario que siempre me resulto interesante es que el ciclo de crisis argentinas cada 10 años se cumplio a la perfeccion con el cepo en octubre del 2011 y de ahi en adelante fue una explosion en camara lenta.
Saludos cookie y buen momento para empezar a volver. Todo indica que en los proximos meses vas a tener material de sobra para escribir.

Anónimo dijo...

Gracias pot volver.

Cookie Monster dijo...

Gracias Federico! Se pueden ver vulnerabilidades, como una inflación alta, déficit gemelos, endeudamiento en moneda extranjera, cambios en los niveles de incobrables de los bancos… Lo utópico es pretender que te canten “el 20 de diciembre 2001 revienta”. En algún punto, está la cuestión de cuanto está el gobierno dispuesto a comprometer el futuro con tal de no pagar ningún costo en el presente [y que la ciudadania este dispuesta a aceptarlo]. O como en este caso, quemar recursos para aguantar con una economía estancada. Esperemos que en diciembre veamos cómo el panorama empieza a despejarse.

Gracias anónimo!

Slds!!!

Sebastian Bataglia dijo...

Cookie, capo, te extrañé! Viendo los resultados de anoche, me entró cierta esperanza que la carrera no termine con un Rodrigazo, pero... no si tuviera un dólar lo apostaría en contra. La clase política siempre encuentra la mecha de los fuegos artificiales.

Germán dijo...

Cookie, muy buenos los números de crecimiento de otros países, entre los cuales está Perú. Le voy a decir a mi empleada, que se vino de allá con toda la familia porque en este país que crece igual que Tuvalú, consiguió una mejor calidad de vida. Acá tiene mejor trabajo, salud y educación. ¿Entonces, sirven para el común de la población esos números?
También coincido con el segundo comentario. A la larga todo se va a ir al carajo.

Cookie Monster dijo...

Hola Seba, gracias por pasarte. La verdad es que hay que ser optimista, a pesar de la fragilidad, por lo menos ahora parecería que puede ganar la elección un partido que intentaría corregir los desequilibrios. No mas nafta al fuego. Va a estar muy jugado el tema [el cráter fiscal es groso, estamos a pleno en estanflación y en el banco central van a dejar un agujero negro], pero es con la que les toca bailar. Esperemos que no haya mucho loquito con fósforos dando vueltas.

Germán, hace varias décadas podías decir lo mismo de Brasil: crecen rápido pero son pobres, hoy tienen una economía que es 5 veces la nuestra. Viste que, además de Perú, a Uruguay y Chile les fue bastante bien? Por qué tenemos que conformarnos con una economía estancada?
Y esa de que a la larga se va todo al carajo es sarasa. Está repleto de países que van lo más panchos por la vida sin colapsar. Se puede. “No es magia”

Slds!!!

Mauro Infantino dijo...

Gracias por el artículo.

Estoy de acuerdo con los críticos en que hay una fuerte carga ideológica en el artículo. Sin embargo, no por eso deja de ser cierto. Les aconsejo se concentren en analizar los números para ver cuánto hay de cierto. Sino es como hablar de religión.

En cuanto al asunto de que a la larga le vas a pegar (o alguna de sus otras variantes: "en el largo plazo estamos todos muertos", "si algo malo puede pasar, va a pasar" o "en algún momento boca ser irá a la B") les dejo un gráfico que anduvo dando vueltas por twitter: https://pbs.twimg.com/media/CSArxbAXIAI8ew4.png. Chile es un excelente ejemplo de como con un crecimiento modesto pero sostenido (sin debacles) un país se puede despegar por la magia del interés compuesto. Los stocks pueden mostrar un mejor presente pero si no generamos flujo estamos en la lona.

¡Abrazo!

Germán dijo...

Hola, disculpá que siga sobre el tema. Pero no me cierra lo que decís. No sé nada de economía, pero no me creo el cuento que Perú tenga una economía que es 5 veces más grande que la nuestra. Y a Chile le fue bien, siempre y cuando no hayas nacido pobre. Olvidate de tener educación universitaria gratuita. Me parece que eso también hay que destacar. No sé, prefiero menos crecimiento y tener servicios públicos, aunque sean deficientes. Saludos!

Mauro Infantino dijo...

Germán:

No sé si lo decís por mi gráfico o por el de la entrada. Igual, en cualquiera de los casos, no dice que Perú sea más grande. Solo habla de crecimiento. Todas las ventajas que vos considerás que tenemos por sobre Perú las dejaremos de tener si ellos siguen creciendo sostenidamente y nosotros nos quedamos. Nuestros servicios públicos van a ser cada vez peores y los otros mejores. Entonces, probablemente llegue el día en que tu empleada decida volverse (no te olvides que en 1930 teníamos un PBI per capita parecido al de EEUU). Por eso antes mencioné que no hay que confundir stock con flujo.

Tenés mucha razón en cuanto a la desigualdad de Chile. Sin embargo, desigualdad y riqueza son dos asuntos que se pueden mejorar en paralelo, no es que una cosa anule la otra. En general, Latinoamérica no se caracteriza por tener buenos niveles de distribución. Te invito a que busques sobre el índice de GINI. Vas a ver, por ejemplo, que Perú está un poquito mejor en ese indicador.

¿Qué es exactamente lo que no cierra? Estamos hablando de indicadores provistos por cada país. No hay nada inventado.

¡Abrazo!

Cookie Monster dijo...

Hola Mauro, gracias por el aporte. Adhiero que si nos conformamos con el nivel al que llegamos, a este ritmo seguimos con el atraso relativo.

Hola Germán, gracias por volver a comentar. Me refería a la economía de Brasil, que hace varias décadas “no existía” y [milagro brasileño mediante] nos dejaron chiquitos. Tu critica a Chile seria llevar la discusión al terreno de “no me va el modelo de derecha chileno”, pero acá lo único que dije es que Argentina tiene que crecer más. No creo que nadie piense que Argentina no crece porque tiene universidades públicas. Me hiciste acordar a una nota que le hicieron hace unos meses a Fanelli, en la que dice:

“No hay ningún buen ejemplo para seguir. Uno puede llegar a ser Chile, que hizo todo bien con la macro y ahora debe resolver el problema educativo y distributivo. Veremos cómo les va. Está, como Argentina en los ’30 y ’40, desafiado por su propio éxito. Crecieron y pusieron la macro en orden. Ahora tienen que darle educación a todo el mundo.”

Ya que lo menciono a Fanelli, le hago propaganda a la nota que colgó en OERED después de las elecciones:
http://www.oered.org/content/argentina-no-fue-magia-y-tampoco-va-ser-magia

Slds!!!

Germán dijo...

Gracias por las respuestas.
Mauro, me refería al gráfico de la entrada. Aunque el tuyo tampoco me dice mucho :-( Mi crítica está en que a veces esos números son algo fríos y pueden no reflejar una realidad tangible al resto del pueblo. Por ej, Arabia Saudita puede tener un PBI e ingresos per cápita tremendos, pero si no sos nativo olvidate de vivir bien. Y para Perú me parece que paso algo así. Últimamente han crecido por fuertes inversiones mineras. ¿Y eso se refleja en mejor bienestar en toda la población? Guarda, aclaro que me encantaría que así lo fuese y que me empleada pueda volver con los familiares que quedaron allá.
Y conozco el coeficiente GINI. Sé estamos entre los mejores de latinoamérica.

Cookie, hace rato que sigo tu blog aunque esta es la primera vez que comento. Hay que ver como sigue la economía en Brasil, que leí que está con algunos sacudones. Antes de lamentarse no crecer, me parece que tenemos que ponernos contentos de no caer.

Saludos!

Mauro Infantino dijo...

Germán:

Nada de lo escrito contradice lo que estás diciendo. El PBI es una medida más. De las más importantes pero no la única. No por eso hay que dejar de analizarlo.

La economía de Argentina se caracteriza por tener más sacudones que las otras. No por nada se dice que hay cuatro tipos de países: desarrollados, emergentes, Japón y Argentina. Yendo a tu ejemplo de Brasil, lo que ahora está sufriendo es una cosquillita al lado de nuestra historia.

Te explico rápido mi gráfico (no es de mi autoría): toma como base de comparación 1979 y establece el ratio entre Argentina y cada país en 1 en ese año. Entonces, Argentina se mantiene siempre en 1 porque el ratio de Argentina consigo mismo es constante. Comparando con Brasil, vas a ver que Argentina en 2014 es un 78% en relación a lo que era la comparación en 1979. El único país "contra" el que hemos crecido comparativamente es Venezuela.

Ahora sí podés entender mejor el asunto de Chile. Allí no hubo booms enormes que puedan distraernos (está el cobre, pero va de la mano con los commodities del resto de Latam). Fijate cómo crecer poco sostenidamente durante 35 años hizo que hoy Argentina sea el 40% de lo que era frente a Chile. Ordenar la macro y tener políticas anticíclicas permite eso. Lo que no quita que haya que distribuir, mejorar los servicios públicos y todo lo que vos decís. Pero si el país no crece, muy difícil distribuir en escasez.

Abrazo.

Cookie Monster dijo...

Hola Germán, así es, Brasil está complicado: al crecimiento pésimo ( a.k.a. plancha carioca ) se suma el “pecado original” de Petrobras y la crisis política. Yo creo que ya hicieron un gran ajuste. Gente que sabe más que yo me dice que todavía queda mucha incertidumbre. Brasil juega en otra liga y además es parte de un fenómeno global de salida de capitales de países emergentes. Tendría que ponerme a hacer un post :-/

Hola Mauro, comparto el espíritu. Yo creo que tenemos condiciones para crecer como Estados Unidos, como Noruega o como Australia. Pero mas allá del modelo que a cada uno le guste, es fundamental para el desarrollo tener la macro como un relojito. Te acordas de Felisa Miceli, que decía que prefería un poco de inflación a la paz de los cementerios? Sin palabras.

Slds!!!

Anónimo dijo...

De vuelta por aca Don Cookie, wellcome.
Estas errado en una apresiacion ahora empiezan las ultimas vueltas de la carrera, y tenes que adivinar cual es la ruta que te lleva al estrellato o ha estrellarte, es divertido.
El ajuste/ fin de ciclo/ quilombo o como quieras es inevitable, es por idiosincracia, no por economia.

Saludos,

Zorba

Cookie Monster dijo...

Hola Zorba, gracias por comentar.
Por lo menos parece que ahora no va a haber voluntad politica para seguir agregando nafta al fuego. Veremos si con el combustible que hay terminamos igual en el clasico bolonqui o si zafamos.

Si uno lo mira por el lado de la idiosincracia local, parece que necesitamos de las crisis para resetear la vision del mundo, pero no soy sociologo...

Slds!

Anónimo dijo...

Una pregunta Don CooKie, visto que todos quieren levantar el cepo, y salir caminando o salir caminando sin levantar el capo, cosa que la estanteria se caiga ya, o indefectiblemente mas adelante, para mi hoy el poder fuego del central no dice que el dolar saliendo hoy iria a valores medio ridiculos y mañana a valores ridiculos.
Pregunta no seria mas correcto si quieren sacar el cepo (el manco o el ojitos claro) da igual yo voy en este barco y no puedo bajar, tendria que haberlo hecho hace 20 años (que boludo), no podrian estos emisores seriales de bonos para ir al baño, emitir no deuda, sino cambiar la deuda que el tesoro le metio el central esa incomestible, que por un bono que se pueda usar en el mercado o que sea comercializable o como se diga, cosa de aumentar su poder de fuego y no incendiarnos, (mas alla que tenemos que ajustar, para sanear nuestro deficit sino solo es proroga).

Saludos.

Zorba

Cookie Monster dijo...

Hola Zorba, El otro dia escribi algo para el blog, pero por H o por B no lo colgué. Venia mas o menos por ese lado. El tema es cuanto capital politico se esta dispuesto a quemar para tomar deuda y capitalizar al BCRA. Veremos como evoluciona el animo social de aca a fin de año. Slds!

Mariano dijo...

Que bueno volver a leerte!

cuando puedas tira el grafico de no desdoblen actualizado, a ver como vamos respecto del "rodrigazo"...

Una brazo!
Saludos

Cookie Monster dijo...

Gracias Mariano, la prox cuelgo el grafico de "no desdoblen"
Slds!!!

Sepi Suomi dijo...

No entiendo el gráfico de TCRM (lo quiero entender para robártelo, je) qué significa la línea marrón y qué significa la azul?
Gracias!